“El presidente no mintió porque anticipó lo que iba a cerrar”

7

El intendente de Corcovado, Ariel Molina dijo que el cierre del Correo en esa localidad “es una locura más del gobierno nacional en contra de los argentinos», aunque sostuvo que «se reían cuando dije que lo iba a hacer».

El intendente de Corcovado, Ariel Molina, opinó del cierre de la oficina del Correo Argentino y despido del único empleado en su localidad, señalando que “es otra medida inconsulta del gobierno nacional”.

Sugirió que no conocen el país y sólo miran Capital Federal, sin tener en cuenta las dificultades del interior del país, caso de Corcovado, cuyos vecinos ahora dispondrán de una sucursal del Correo a 77 kilómetros de distancia, en Trevelin, con el problema que implica trasladarse en época invernal, por nieve y hielo en la ruta.

“Es una locura más del gobierno nacional en contra de los argentinos”, dijo el jefe comunal y subrayó que “levantarnos un día con la oficina del Correo cerrada, no lo podemos aceptar”, al tiempo que lamentó que al no tener llegada al gobierno de Javier Milei, lo único que pudieron hacer desde el Municipio y el Concejo Deliberante, fue elevar una nota al gobernador “Nacho” Torres, para que arbitre los medios necesarios, en pos de mantener abierto el servicio de correo en la localidad.

Cierres y obras suspendidas

Molina remarcó que en estos días se dio el cierre de la oficina del Correo Argentino, pero en el lugar también tuvieron sus pendieron la obra de red de cloacas y planta de tratamiento de efluentes cloacales, que estaba lista para su ejecución, dejando sin posibilidad de trabajo a cuatro jóvenes, y también quedaron anotados varios vecinos con la expectativa del inicio de la pavimentación del último tramo de la Ruta Nº 17 entre Trevelin y Corcovado, que por ahora no se realizará.

Advirtió que son muchas las suspensiones de obras y despidos en reparticiones nacionales, pero reclamó que también tendría que haber salido la gente a la calle cuando quedaron sin financiamiento las dos obras mencionadas.

Dijo que le molesta que se diga que echan ñoquis, porque “echan trabajadores; es una locura lo que están haciendo en todo sentido”, y recalcó que en la campaña presidencial apoyó la candidatura de Sergio Massa porque “este intendente siempre fue coherente”, y señaló que “muchos de los que salen a la calle hoy, acompañaron a Javier Milei”.

En la misma dirección Ariel Molina aseguró que en su momento advirtió que La Libertad Avanza venía a cerrar Aerolíneas, el Correo, YPF y otras reparticiones y “se me reían en la cara. Pero siempre pensé lo mismo, y algunos ahora salen a la calle cuando fueron parte de quienes hicieron que el señor Milei sea presidente”.

Amplió el jefe comunal de Corcovado que el presidente no mintió, porque anticipó lo que iba a cerrar, y “ahora algunos que lo votaron y les llegó uno de los recortes, están en la calle”, sugiriendo que hay que pensar antes de votar, y no hacerlo de manera anti.
Muy ofuscado Molina afirmó que no implementan nada a favor del trabajador, sino en beneficio de las grandes corporaciones, pero “tenemos que aguantar porque es presidente por el voto popular”.

No duda de Torres

En cuanto al proceder que espera del gobernador Ignacio Torres por estas circunstancias, el mandatario municipal de Corcovado recordó que hace poco se puso al frente para defender los derechos de los chubutenses, y no duda que hará lo mismo y procurará que no sigan con el cierre de dependencias nacionales en la provincia, y se mantengan abiertas las que pretenden clausurar por estos días, caso del Correo Argentina.

Destacó Molina que el gobernador le anticipó que la obra de pavimentación del segundo tramo de la Ruta 17, se realizará con fondos de la Provincia, aunque en un tiempo mayor al que estaba estipulado. Con financiamiento de Nación de calculaban dos años y medio, y con recursos provinciales los trabajos se extenderían entre tres años y medio o cuatro.

jornada“El presidente no mintió porque anticipó lo que iba a cerrar”

Déjanos tu comentario